46 Encuentro Nacional

26 al 29 de agosto 2015 • Cangas de Onís (Asturias)

Iglesias de Cristo en España

 

Como ocurría en los pueblos vecinos de Israel, también el calendario hebreo detallaba las fiestas nacionales y las disponía de acuerdo a las estaciones del año o a los acontecimientos recordados.

En los cuatro libros que siguen al Génesis se cuentan más de quince fiestas, en las que los descendientes de Abraham daban rienda suelta de varias maneras a sus manifestaciones de alegría. Éxodo 23:14 destaca tres. Dice el texto: “Tres veces al año me celebraréis fiesta”. Más importantes que las dos siguientes era la primera. Tenía el sentido memorial de la salida del pueblo hebreo de tierras del Faraón, la matanza de los primogénitos egipcios y, como prolongación, la comida del llamado cordero pascual. Por Lucas 2:42 nos enteramos que María, José y el niño Jesús acostumbraban a viajar cada año a Jerusalén para celebrar allí la Pascua del cordero.

Todas las fiestas mencionadas en la Biblia estaban impregnadas de un sentido religioso. Nada que ver con las fiestas paganas que hoy tienen lugar: juergas, alcohol, drogas, saraos, mascaradas, carnavales, jaranas, trifulcas y peleas dañinas.

Un Encuentro de las Iglesias de Cristo, como este que vamos a celebrar, supone un acontecimiento religioso, una vivencia espiritual. Otros invierten miles de euros para seguir a su equipo de fútbol de una ciudad a otra, de uno a otro país. También lo hacen para presenciar corridas de toros, para ver y oír al cantante de moda, para escuchar el discurso vacío del político charlatán del día.

Nosotros nos cobijamos bajo la sombra del Altísimo, abrimos el Libro que Él nos dejó, aprendemos a conocerle mejor, a amarle más, a asimilar sus enseñanzas.

También es una oportunidad para abrir nuestros corazones al abrazo del hermano o del amigo.

 
Blog Summary Widget